Emporium Guatemala > Blog > Estilo > Cuidados esenciales para tu calzado

Cuidados esenciales para tu calzado

Los zapatos son la carta de presentación de todo hombre.

Los zapatos son la carta de presentación de todo hombre.

Hoy en día, utilizarlos con un aspecto descuidado puede mostrar una falta de interés hacia tu imagen. Por esto, es imprescindible lucirlos impecables siempre.

El calzado no solo te ayuda a lucir adecuadamente, sino también soporta tu peso durante el día y muestra tu estilo. Para conservarlos en buen estado por más tiempo es importante cuidarlos y conocer ciertos detalles.

Acostumbra tus zapatos nuevos: Estos deben irse adaptando poco a poco a la forma de tu pie. Por eso es importante usarlos una o dos horas al día en casa, para que se adecúen a tu andar. No es recomendable usarlos para salir porque te pueden molestar por no estar aún acondicionados a ti.

Déjalos respirar entre cada uso: Es recomendable alternar su uso, no utilizarlos dos días seguidos. Esto les dará la ventilación suficiente y permitirá que respire la piel, evitando así marcas indeseadas.

Cuidar la forma hará que luzcan mejor: Para que los zapatos se conserven mejor, al llegar a casa introduce una horma de madera, idealmente de cedro, pues absorbe la humedad y ayuda a conservar su forma. Otra manera de lograr un resultado similar es con una bola de papel.

No esperes a que se ensucien: Dedícales un tiempo luego de usarlos; es más fácil remover una mancha fresca a una seca. Compra un kit de lustre y pulido para que puedas limpiarlos. Si posees zapatos que solo utilices en ciertas temporadas, es recomendable que los lustres antes de guardarlos en su caja y así evitar que se ensucien.

Utiliza un calzador: Esta herramienta ayuda a evitar que desgastes la parte del talón al meter el pie en el calzado. Al mismo tiempo, te servirá para cuidar tus calcetines.

En época de lluvia: En ocasiones es inevitable que tus zapatos se mojen. Conoce la mejor manera de secarlos en casos como este:

  1. Sácalos al aire sin que el sol caiga directamente en ellos.
  2. Recuéstalos de costado para evitar que pierdan su forma.
  3. Remueve las plantillas y los cordones
  4. Por último, coloca papel periódico en su interior. Esto no solo evitará que se deformen, sino que también absorberá la humedad que pudiesen tener.

No los dejes atados: Al terminar de usar tus zapatos evita dejarlos atados para que no se deformen. Para evitar marcas, es importante igualar el extremo de los cordones, para que la presión se distribuya bien. La forma más común para atar es la de cordones cruzados, que es más versátil. Además, los cordones cruzados permiten ajustar o aflojar en diferentes partes del pie, de acuerdo al alto del empeine.

La hidratación es importante para el cuero: Para el cuero liso es recomendable que apliques cremas hidratantes, betunes o ceras de buena calidad para disminuir las marcas en el calzado. Además, esto ayuda a extender la vida de tus zapatos.

Si tu calzado es de cuero graso, puedes aplicar cremas especiales, como el aceite de mink o dubbin.

Quita las manchas de tus zapatos de gamuza: Este tipo de material es diferente al cuero, por tal razón, su cuidado es distinto. Es importante que tengas a la mano un limpiador de gamuza, que parece un jabón. Esta barra la esparces en la mancha y la cepillas para quitar cualquier salpicadura y así quedarán como nuevos. En su lugar, puedes usar un poco de agua con gas y un paño limpio para remover la mancha.

Por Redacción Comercial | Prensa Libre

Fuente: Carla Piedrahita, WEYCO GROUP INTERNATIONAL DIVISION, FLORSHEIM

Sitio web por Royale Studios