Emporium Guatemala > Blog > Estilo > ¿Cómo empiezo a ahorrar?

¿Cómo empiezo a ahorrar?

No esperes tanto para comenzar a pensar en tu jubilación. Aprovecha tus ingresos actuales para cualquier necesidad en tu futuro.

No esperes tanto para comenzar a pensar en tu jubilación. Aprovecha tus ingresos actuales para cualquier necesidad en tu futuro.

Empezar a ahorrar no requiere de mayor esfuerzo. Lo primero es abrir una cuenta de ahorro y apartar un porcentaje de tu salario para depositar en esta cuenta. No esperes al final del mes para realizar este aporte. Los expertos sugieren que en vez de situar el ahorro por detrás del gasto, se traten de colocar los gastos después del ahorro.
Mucho se podrá decir del ahorro pero, ¿cuál es su importancia real? Es simple. La juventud se pasa volando y cuando se es adulto mayor, las pensiones por lo general son más escasas que justas. Por eso, más vale prevenir que lamentar. Aprovecha tus años de productividad y trata de ahorrar el 10% de tu salario. Bueno, puede que esto suene demasiado. La idea es que ahorres, aunque sea poco, pero que lo hagas. Te dejamos algunos tips para lograrlo:

  1. Reto de las 52 semanas: consiste en ahorrar in crecsendo con respecto a cada semana. En la primera semana puedes ahorrar Q25.00. En la segunda deberás aportar Q50.00, el doble del monto inicial. En la tercer semana, Q75.00 y así sucesivamente. Cada semana agregar Q25.00 al ahorro anterior hasta la semana 52. La cifra inicial la decides tú. Puedes empezar de atrás hacia adelante, ahorrando menos cada semana pero comenzar con una cifra alta desde el principio. Tú decides.
  2. Método de ahorro Harv Eker: en el libro titulado Los Secretos de la Mente Millonaria, de T. Harv Eker, el autor propone un sistema para repartir los ingresos mensuales a base de porcentajes. Propone la siguiente división mensual:
    • 55% para necesidades básicas y suministros. Alquiler, facturas, hipoteca o alimentos.
    • 10% para ahorro. Porcentaje intocable y que te permitirá juntar dinero con el paso de los años.
    • 10% para formación y desarrollo personal. Libros, materiales de oficina, cursos, exposiciones entre otros.
    • 10% para inversiones a largo plazo. Gastos grandes que tendrás en el futuro como el pago de licencias de conducir, viajes familiares, remodelaciones, compras familiares grandes.
    • 10% para ocio, entretenimiento y caprichos.
    • 5% para donativos.
  3. Método de los sobres: suena a algo que haría tu abuelo, pero es realmente efectivo. Reúne todo tu dinero en efectivo para hacer cuentas de tus gastos mensuales. Decide cómo dividirás los gastos y rotula los sobres. Por ejemplo para alquiler, para facturas, para comida, etc, metiendo en cada uno la cantidad destinada para dicho apartado. Cuando hayas organizado y dividido el dinero, sabrás cuanto te queda disponible para otros gastos secundarios. De esta cantidad deberás apartar el 10% con la estricta prohibición de tocarlo. Es mejor si desde el principio lo depositas en tu cuenta de ahorro.

Por Redacción Comercial | Prensa Libre

Fuente: Revista El Economista. Blog Breiniacs, Miriam Infante, enero 2018. Trucos para el ahorro. Pedro Palaos Pons y Óscar Vallet. Edimat Libros.

Sitio web por Royale Studios