Emporium Guatemala > Blog > Estilo > 3 Nudos de corbata que todo caballero debe conocer

3 Nudos de corbata que todo caballero debe conocer

Para todas las situaciones formales de la vida, deberás aprender a usar una corbata. Aprende ahora y no te enfrentes a problemas en el futuro.

Para todas las situaciones formales de la vida, deberás aprender a usar una corbata. Aprende ahora y no te enfrentes a problemas en el futuro.

Seguro ya llevas años de usar corbata, pero solo sabes atar un nudo. El mismo que usas en la oficina, en las bodas y en las entrevistas de trabajo. Si crees que ya es hora de tener un estilo diferente, en esta nota puedes encontrar lo que buscas.

Si por el contrario, tienes que usar corbata y no sabes hacer un nudo porque no usas una de manera frecuente, pon atención a los siguientes consejos. Hoy aprenderás varias maneras clásicas y otras interesantes y creativas, de atar una corbata.

1. Nudo Windsor: el clásico por excelencia y el preferido por los baby boomers. Usarlo no te hace ver anticuado, sino conservador. Es ideal para las corbatas de seda delgada y las corbatas largas.


Procedimiento: debe ser una corbata larga. El largo de la parte ancha debes medirlo hasta la mitad de tu muslo. Pegado al cuello, pasarás la parte ancha por enfrente y luego la pasas por atrás, pero la sacas del mismo lado que la metiste. Después la pasas por atrás del nudo, luego la metes por adelante hacia el cuello y lo sacas para el lado contrario. Se tuvo que haber formado un corazón o triangulo y la parte ancha tuvo que haber quedado volteada hacia atrás. Luego pasas la parte ancha por enfrente y luego la metes por atrás hacia el cuello. Por último la metes por enfrente y aprietas el nudo.

2. Nudo Doble: también es conocido como nudo four in hand. Es el más versátil y le queda bien a todos los cuellos de camisa. Es parecido al nudo anterior solo que se le da dos vueltas. Esto hace que quede más ancho y cilíndrico. No va con corbatas de tela gruesa como de lana o tejidas, entre otros textiles.


Procedimiento: la parte más ancha debe llegar a la altura de la ingle o el tiro del pantalón. Debes pasarla una vez por enfrente, luego por detrás y luego volverás a rodear, pasando por enfrente y al ir para atrás, deberás pasarla por tu cuello. Y antes de pasarla por el último pliegue, la debes estirar y con el dedo índice y pulgar, tomas la parte ancha de la corbata, la levantas, metes la punta en el primer pliegue, luego jalas y acomodas hasta que quede recta arriba. El último paso es hacer la hendidura con tus dedos mientras aprietas el nudo.

3. Nudo de corbata oriental: a pesar de su simpleza, no se deshace de un solo jalón. Al estar hecho se compacta y parece más pequeño que los demás nudos. Esto les favorece a los hombres con cara estrecha y a los altos que necesitan verse un poco más alargados.


Procedimiento: coloca la parte ancha del lado derecho y la angosta del izquierdo, con la costura de la corbata para afuera. Cruza ambos lados con el lado ancho por debajo. Da media vuelta con la parte ancha hasta llegar de nuevo hacia atrás para sacarla por arriba. Ahora mete la parte ancha sobre el área cruzada y jala hacia abajo. Tira de la parte estrecha para subir el nudo hacia el cuello.


 

 

Por Redacción Comercial | Prensa Libre

Sitio web por Royale Studios